Doris Salcedo

Hay personas que tienen el don de poner palabras e imágenes a sentimientos con los que no sabemos muy bien qué hacer. Es el caso de la artista colombiana Doris Salcedo. En una entrevista para Rocío Londoño (marzo de 2013), declaraba lo siguiente:

“Yo no creo que la reproducción de una imagen impida la violencia. Yo creo que el arte no tiene esa capacidad. El arte no salva. Y yo no creo que exista redención estética, por desgracia. […] Yo creo que en arte no se puede hablar de impacto. Y muchísimo menos de un impacto social; para nada de un impacto político; y un reducido, muy débil impacto en lo estético. […] Lo que el arte sí puede hacer es crear esa relación afectiva que pueda transmitir, en alguna medida, la experiencia de la víctima. Es como si la vida destrozada de la víctima, que se truncó en el momento del asesinato, en alguna medida se pudiera continuar en la experiencia del espectador. El momento en que el espectador le da a la obra un momento de contemplación silenciosa”.

Citado por Jaime Florez Meza.

Me interesa mucho la obra de esta artista, que trabaja con el dolor, con la herida, en la misma línea que otra de mis artistas más admiradas: la mexicana Teresa Margolles.

En las imágenes, la pieza que realizó para la Tate de Londres: Shibboleth (2007). Una grieta de 167 meros de largo y 70 centímetoros de profundidad que atraviesa la sala de Turbinas.

www.gwarlingo.com

Tate Modern turbine hall Shibbolethwww.theguardian.com

bizarrebeyondbelief.com

arte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.